Un Poema, unas montañas, 5 muertos y un tesoro.

A Forrest Fenn le diagnosticaron un cáncer hace 12 años. Pero Fenn no tenía intención de quedarse con los brazos cruzados mientras le llegaba el fin. En su juventud fue piloto de las Fuerzas Aéreas de EE UU combatiendo en Vietnam, cuando regresó se hizo coleccionista de arte. No le fue nada mal. Al cabo de los años amasó una gran fortuna en monedas de oro, joyas y antigüedades de gran valor.

Con este patrimonio en sus manos, cuando le diagnosticaron la enfermedad terminal se le ocurrió la idea de enterrar un cofre con sus más valiosos tesoros (valorados en más de 1 millón de dólares) en la montañas rocosas, con una extensión de 4828 kilómetros. Como si fuese una historia de piratas, Forrest escribió un poema dentro de su autobiografía ‘The Thrill of the Chase’ que daba pistas de donde había escondido el cofre y así retar a quien quisiera a encontrar su tesoro enterrado.

La aventura había empezado y miles de personas se adentraron en las montañas rocosas para encontrar la deseada recompensa. Durante 10 años numerosos intrépidos buscaron insaciablemente por las montañas perdiendo la vida 5 de ellos, como Jeff Murphy, un hombre de 53 años que fue encontrado al fondo de un peñasco en junio de 2018.

Fenn, que al final sobrevivió al cáncer y a día de hoy sigue vivo con 89 años, había dejado nueve pistas en su libro de memorias, pistas que siguió un norteamericano encontrando el tesoro definitivamente después de una década.

«Estaba bajo un dosel de estrellas en la exuberante vegetación boscosa de las Montañas Rocosas y no se había movido del lugar donde lo escondí hace más de 10 años»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *